Permiso retribuido: ¿Cómo se deben devolver las horas no trabajadas?

Según establece el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, con la finalización del estado de alarma el pasado 21 de junio, las empresas ya pueden recuperar las horas de aquellos trabajadores que estuvieron en situación de permiso retribuido del 30 de marzo al 9 de abril de 2020, y tienen hasta el 31 de diciembre para dicha recuperación.

Esta recuperación deberá negociarse en un periodo de consultas abierto al efecto entre la empresa y la representación legal de las personas trabajadoras, que tendrá una duración máxima de siete días.

En caso de que no exista comité de empresa, será necesario crear una comisión formada por los miembros de los sindicatos más representativos o, en su defecto, por tres empleados en un plazo máximo de cinco días.

De no alcanzarse acuerdo durante este periodo de consultas, la empresa notificará a las personas trabajadoras y a la comisión representativa, en el plazo de siete días desde la finalización de aquel, la decisión sobre la recuperación de las horas de trabajo no prestadas durante la aplicación del presente permiso.

El acuerdo de recuperación de horas no deja de ser una distribución irregular de la jornada impuesta legalmente, por ello, se deberá cumplir con lo siguiente:

  • En ningún caso se podrán infringir ni incumplir los períodos mínimos de descanso diario y semanal previstos en la ley y en el Convenio Colectivo de aplicación,
  • No se podrá superar la jornada máxima anual prevista en el Convenio Colectivo de aplicación.
  • Informar al trabajador una antelación mínima de cinco días sobre cómo y cuándo va a prestar sus servicios
  • se deberá velar por el cumplimiento de los derechos de conciliación de la vida laboral y personal, lo que obliga a mantener el equilibrio necesario entre dichos intereses y las necesidades organizativas de la empresa.
  • No será admisible imponer la compensación de horas no trabajadas con días de vacaciones.

La no consecución de acuerdo o la aplicación de cualquier medida que pueda ser considerada irregular o contraria a derecho podrá ser denunciada ante la inspección de trabajo y/o impugnada ante la jurisdicción social (en cuyo caso estos procedimientos tendrán carácter urgente y preferente, como dispone el Real Decreto-ley 16/2020), salvo que se considere preferible acudir a los procedimientos de mediación y arbitraje regulados en el artículo 83 del Estatuto de los Trabajadores.

En el supuesto de impugnación judicial, habría que analizar si cabe la interposición de una reclamación colectiva o solo individual e incluso si procede en el caso de que se hubiera alcanzado un acuerdo para la recuperación.

Subscríbete a nuestra Newsletter